• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

4 jun. 2015

Pampita y la decisión de acompañar a Benjamin Vicuña


Carolina “Pampita” Ardohain y Benjamín Vicuña conforman una de las parejas más queridas y glamorosas del ambiente. Ella, modelo top de nuestro país, y él, uno de los mejores actores de Chile, debieron reacomodar sus carreras para poder apostar a la familia.

En realidad, Pampita contó en una extensa entrevista con Ohlalá! que fue ella la que decidió dejar en un segundo plano el trabajo para acompañar a Benjamín: “No me propongo mayores desafíos porque el que ya tengo es enorme: tener una familia unida y, para eso, acompañar a Benjamín en su carrera (…) Me pasa por el lado de que no me resulta un sacrificio, me parece la única forma de mantener una familia estable y que nos movamos todos juntos”.

“Dejé proyectos que requerían que viviese acá, porque, como él tiene que viajar, no los podía hacer. Siempre tuve claro que mi prioridad es mi familia. Con un marido actor que viaja cuatro meses a cada lugar y que está en tres países al año, la única forma es acompañarlo. Ninguno se quería perder la crianza de los chicos. Siempre tuvimos claro que queríamos que la familia estuviera junta, y ahí hubo que elegir: ¿cuál carrera iba a brillar más? Y yo sentí que era la de él y no la mía”, aseguró con sinceridad sobre su decisión.

Focalizada por completo en la crianza de sus pequeños Benicio (6 meses), Beltrán (3 años) y Bautista (7 años), la modelo agregó: “No me imaginaba que él pudiera ser feliz quedándose en casa mientras yo encaraba un súper proyecto. En cambio, yo sí soy feliz así, no necesito ese súper proyecto ni que mi ego sea prioridad”.

Cuando la periodista le dijo que sonaba como la “típica ‘sí, mi amor’”, ella reconoció: “Bueno, sí, soy bastante ‘sí, mi amor’. Es que a mí me encanta que él sea el hombre de la familia, me gusta que tenga su lugar”. Y contó que su pareja es distinta al modelo que tuvo en su casa: “Mi papá murió cuando yo tenía seis años y mi mamá se tuvo que ocupar de todo sola. Yo no quiero decidir nada sola, en mi pareja prefiero que todo lo consultemos. Y sí, me gusta que decida él”.

¿Se siente sumisa? “¿¡Yo, sumisa!? ¡No! No soy sumisa, tampoco es que me imponga. Un equilibrio. Hay cosas que me importan más y las defiendo y otras que no tanto. Benja opina de todo, no hay nada que haga yo sola a mi manera, todo es de a dos. Yo soy súper respetuosa de su lugar, él es el hombre de la casa, no se lo voy a quitar nunca (…) Es cierto que lo sigo tanto que después es difícil decirme que no a algo (risas)”.

Por último, habló de la fama de “celosa” de Benjamín que cosechó a lo largo de los años (especialmente desde que en 2010 protagonizó una violenta pelea con Isabel Macedo, señalada como la tercera en discordia): “¡Ay, es increíble! Se armó a mi alrededor el mito de la celosa, se formó una imagen mía y les fascina a todos ponerme como la mujer celosa”.

Sin embargo, admitió: “Sí, soy celosa. Pero si fuera como la gente se imagina, Benjamín no podría ir a trabajar. Siempre lo esperan cuarenta fans cuando sale. Soy celosa normal. Cuido a mi familia, él es el papá de mis hijos, tenemos un proyecto que cuidar, ahora cumplimos diez años de estar juntos y eso yo lo cuido”.

Se fue el participante más polémico de "MasterChef"


Matías fue el participante que más antipatía generó en MasterChef 2015, tanto de parte del jurado como de sus compañeros y hasta de los espectadores. Sin embargo, al mismo tiempo, el joven le aportaba al programa un sabor picante que ahora probablemente se extrañe en las sucesivas entregas.

¿Cómo quedó eliminado? Pues bien, la prueba del pasado miércoles consistió en preparar un plato para los tripulantes de la Fragata Libertad, por lo que los cocineros fueron separados en dos equipos que debieron hacer trucha y salmón con guarnición y tres postres.

El grupo ganador fue el rojo, a cargo de Julia, y el perdedor, el azul, cuyo responsable era Alan. Fueron los que estuvieron a cargo de este último quienes se sometieron a una nueva prueba, que consistió en hacer una comida agridulce que incluya fruta y carne.

El plato de Jacinto resultó ganador de la segunda prueba y Matías, perdedor. “Todo el tiempo tratamos de sacar al buen cocinero, que dejaras las quejas, que trataras de superar la falta de conocimiento, que nos dieras algo para poder ayudarte a cocinar, te podíamos enseñar, pero hay un problema de actitud que no podemos cambiar y lo tenés que buscar vos para cocinar bien”, fueron las duras palabras de Germán Martitegui.

Matías en tanto, escuchó las devoluciones pero con cara de pocos amigos y con las manos agarradas en la espalda en un gesto sospechoso. Es que si se mira detenidamente el video que está en el player de arriba (segundo 35), se puede ver que el concursante eliminado hace una seña dudosa mientras Germán habla. ¿Sin querer o queriendo?




El mensaje de Matías:


Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta